Quienes somos

Quienes somos
Somos Ángeles y Javier, de Jerez de la Frontera. Estamos en el camino para reencontrarnos con nuestro trocito de corazón oriental, que nos espera en China o Vietnam. A pesar de esta larga espera, seguimos muy ilusionados y estamos deseando que llegue el momento de abrazarnos y cerrar el círculo de esta familia.

Cocha de los 100 deseos

Cocha de los 100 deseos
¿Me ayudas? Escríbeme: achacon13@gmail.com

21 de julio de 2015

Los últimos días en soledad

No es estrictamente en soledad, pero... se acabaron las celebraciones de aniversario de dos, los cumpleaños de dos, las fiestas de dos, las mañanas de Reyes de dos.

Muchos años nos hemos pasado brindando, y pidiendo el deseo de que fuese la última vez que fuesemos sólo dos, que ojalá al año siguiente ya fuesemos tres.

Y la verdad es que no nos lo esperabamos que iba a llegar ya. Cuando ya empezabamos a desesperar (bueno, más yo que Javier, la verdad), se encendió la vela verde de la esperanza y ha llegado Daniel Xiao.

El próximo sábado 25 de julio volamos ya a Beijing y de allí a Hohhot, donde el lunes nos encontraremos con Daniel.

Decir que no estoy aterrada sería faltar a la verdad, porque después de tantos años, me enfrento a este gran cambio en nuestra vida, pero no por eso menos deseado. Tengo muchísimas ganas de verle su carita, de abrazarlo, de consolarlo si llora, de jugar con él.

Pero sé que no soy la única: Javier mismo se le ve más feliz desde que ya sabe a ciencia cierta que por fin es papá. Afronta con la misma ilusión este viaje, y tiene las mismas ganas si no más de estar con él. Va a ser todo un padrazo, lo sé.

A todo ello, hay que sumar a la familia y amigos, que están tan nerviosos e ilusionados como nosotros porque Daniel Xiao forme por fin parte de nuestras vidas.

La verdad es que no me esperaba esta reacción tan marcada: sí es cierto que sabía que se alegrarían por nosotros, pero no como me lo están demostrando, como si fuese su propio hijo el que va a venir.

Ya casi no nos queda nada para viajar, pero  estos días se me hacen mucho más largos que los demás.

Espérame Daniel que ya vamos.

3 de julio de 2015

Mi hilo verde

Pasó el tiempo, y lo que empezó siendo un hilo rojo, de un ovillo muuuuy laaaarrrgo, se terminó enredando y enganchando en un ovillo verde. 

Dios, el destino, la vida, ha querido que lo que empezamos con tanta ilusión hace más de 10 años, haya por fin terminado. y la pequeña princesita que imaginabamos, la que creíamos que vendría, se ha transformado en un pequeño dragón. 

Hoy, diez años y medio más tarde desde que iniciamos en la Junta de Andalucía nuestra andadura adoptiva, nos han asignado ya a NUESTRO HIJO: Liu Xiao Yu. 

Nuestro pequeño dragón, con su carita de pillo, y sus 9 meses recién cumplidos ha venido a ocupar nuestros corazones, y ya  no lo abandonará. Liu Xiao Yu se llamará Daniel Xiao y es de Inner Mongolia.

Nos queda aún poco menos de un mes para viajar a recogerlo. Este tiempo es aún más duro de soportar que l os que ya llevamos, pero con la ilusión de preparar sus ropitas, su habitación, mientras miramos nuevamente su foto y nos embelesamos con su sonrisa y sus ojillos alegres. 

La espera por fin ha terminado. Atrás quedan los tiempos de desesperanza por la lejanía para tener a nuestro bebe, nuestras penas, el tener que soportar las eternas preguntas de para cuando llegará. 

Ahora por fin podemos decir que ya somos padres, y sólo nos queda ir tachando los días para viajar a China.

Leyenda china

Leyenda china
Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, a pesar del tiempo, del lugar, a pesar de las circunstancias. El hilo puede tensarse o enredarse, pero nunca podrá romperse.
Comment Form is loading comments...

Kandi: la perrita de Daniel Xiao

Casa del libro

Frase del día

Seguidores

FEEDJIT Live Traffic Feed

Free Ladybug MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com
 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.